Eso fue lo que pensé al planear este acogedor Baby Shower para una pareja de nuevos padres. Querían celebrar con sus amigos más cercanos la dicha de la llegada de su primogenito; así que con una pizca de sol, dos cucharadas de felicidad y un terrón de amistad nos dispusimos a FESTEJAR. 

Solo necesitábamos un tema, un lugar y un color. Él nuevo padre, optó por el color AZUL, la nueva mamita, eligió un PARQUE como el lugar convenido y entonces escogí PICNIC como el tema principal. Luego que ya teníamos los requerimientos básicos solo nos quedaba, la diversión. 

¡Solo respira!

Solo había que colocar un mantel, globos, algo de comer y beber, tambíen no había que olvidar que necesitabamos entretenimiento para nuestros invitados, diseñamos juegos para que niños y grandes pudieran participar, solo nos faltaba la cereza del pastel y en este caso fueron los recordatorios que se les dió a los amigos que acompañaron a la feliz pareja de nuevos padres... Y tarán!!! La fiesta estuvo lista. La experiencia quedó para el recuerdo, un inolvidable BabyShower, diferente y con frescos matices y por supuesto con buenas fotografías como símbolo de un futuro en donde se seguirá recordando este lindo evento.

Cada momento tiene su magia, así que llena tu vida de eso, no dejes pasar esos momentos que nos llenan de alegría y emoción. 

Anímate a celebrar de una forma creativa y muy divertida.

gallery/picnic_1